El servicio de inmunización de última generación contiene sustancias activas a base de sales de cobre y boro.

Este avance tecnológico nos permite tratar madera para alargar su vida útil y a la vez cuidar el medio ambiente.